La agresividad en el alzheimer es uno de los comportamientos en el enfermo que más dolor provoca al  cuidador. El cuidador no entiende que después del esfuerzo y dedicación tan grande que realiza, el paciente del alzheimer adopte una actitud agresiva hacia él. Esto desconcierta al cuidador y en muchas ocasiones no sabe como actuar ante ello.

¿Qué podemos hacer ante este comportamiento?

Principalmente hay varias cuestiones  que debemos de tener en cuenta

  • No discutir con el enfermo. Este comportamiento no es más que un síntoma que le provoca la dura enfermedad que está sufriendo. No va a servir absolutamente de nada, no hay argumentos con los que vayamos a lograr suavizar la agresividad.
  • Nunca debemos de culparle. La agresividad en el alzheimer es un síntoma más de la enfermedad, no es su culpa. Debemos de quitarle importancia y no tomarlo como nada personal.
  • No gritarle ni encararse en una lucha sin sentido. Si no enfrentamos al paciente lo que se va a lograr en producirle aún más agresividad de la que tiene, debido al incremento de ansiedad.
  • Mantenernos tranquilos. Es fundamental usar un tono de voz suave y para que no sienta que se invade su espacio, debemos de guardar una distancia prudencial con él.
  • Identificar el motivo. En muchas ocasiones la agresividad en el alzheimer no ocurre sin un motivo, aunque no sea un motivo que estimamos de importancia para adoptar esta conducta, para el enfermo si que puede serlo.
  • Al notar agresividad en el paciente, irnos y volver en unos minutos. Al aparecer la agresividad en el alzheimer, puede ser de utilidad abandonar su espacio, siempre y cuando sepamos que no hay ningún peligro de que pueda hacerse daño. Al volver es posible que el enfermo ya haya olvidado el motivo por lo que estaba agresivo.
  • Reconducir su atención. Una vez hayamos logrado que esté más calmado, podemos desviar la conversación hacia algún tema que se de su agrado como por ejemplo recetas de cocina, como van sus nietos en el colegio, la naturaleza, …

La enfermedad de alzheimer requiere un gran esfuerzo para el cuidador, toda la ayuda que se le pueda brindar resulta poca. Si este artículo de la agresividad en el alzheimer, te ha resultado útil, compártelo con tus familiares o amigos por redes sociales.

Santa Cruz de Tenerife, 20 de mayo del 2019

Centro Neurológico Antonio Alayón, Santa Cruz de Tenerife.

Neurología.

Agresividad en el alzheimer.