La dedicación prácticamente exclusiva que requiere el cuidado de una persona con Alzheimer provoca un gran agotamiento tanto a nivel físico como mental, llegándose al punto en muchos de los casos, el cuidador, a olvidarse de sí mismo, de sus propios cuidados.

El cuidador principal de un enfermo de Alzheimer suele ser en la mayoría de los casos una mujer ( conyúge o hija del paciente de Alzheimer) que actúa generalmente en solitario ya que rara es la familia en la que sus miembros trabajen realmente «en equipo» a la hora de cuidar al enfermo.

El cuidador principal de un paciente de alzheimer suele ser un mujer que ejerce su rol por lo general en solitario

Este cuidador principal va asumiendo paulatinamente la mayor parte de las tareas del cuidar, hasta llegar realmente a no hacer casi otra cosa en su vida personal sino dedicarse 24 horas al día a esta labor.

La edad media de los cuidadores de personas enfermas de Alzheimer, suele ser alta sobrepasando la mayoría los 50 años de edad. Lo que nos indica que son personas de edad las que están sobrellevando las tareas del cuidar a un enfermo tan complejo como es el Alzheimer.

Nos encontramos sin duda ante una situación complicada, por lo que desde el servicio de fisioterapia de Centro Neurológico Antonio Alayón (ubicado en Santa Cruz de Tenerife) les queremos dar unos breves consejos y recomendaciones para que a los cuidadores de familiares enfermos de Alzheimer les puedan ayudar a cuidar de sí mismos y esperamos sean de su utilidad, aunque sabemos que no es fácil.

AYUDA EXTERNA

Esto le permitirá tener más tiempo para usted y para otras relaciones. Disfrutar del tiempo haciendo cosas que le gusten, le dará un respiro, y es importante para su salud y bienestar.

HIGIENE POSTURAL

Es bueno tener en cuenta ciertas pautas de cómo manejarse con personas dependientes. Aunque, esto variará según el grado de dependencia de la persona a la que cuida.

. Al realizar esfuerzos, es bueno que mantenga la espalda lo más recta posible y las rodillas flexionadas. Esto le sirve además, para realizar cualquier movimiento que en principio implique flexionar la espalda.
. Utilice el peso de su propio cuerpo. Esto le vendrá bien cuando tenga que mover a la persona, minimizará forzar la espalda y los brazos.
. Evite que le cojan del cuello. La mejor zona para que se sujeten es en la cintura, o en las escápulas.
Cuanto mas pegada tengamos la persona a nosotros y nuestros brazos al cuerpo, más fácil resultará realizar el movimiento.

EJERCICIO FÍSICO

Le aportará bienestar, además, le evitará tener lesiones. Sería bueno que hiciera ejercicios de fortalecimiento y estiramientos.

Recomendamos intentar seguir estos pasos para así evitar sobrecargas físicas y emocionales que podrán perjudicar en el cuidado del enfermo.

Como dijimos, sabemos que no es fácil, pero aún asi siempre debes de tener presente que en tu rol de cuidador principal, eres una de las personas más importantes y claves en la vida de una persona con Alzheimer, porque esta depende de ti.

Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información puede ponerse en contacto con el servicio de fisioterapia de Centro Neurológico Antonio Alayón.

Si te ha parecido de tu interés, comparte este artículo de la importancia de cuidar al cuidador.

Centro Neurológico Antonio Alayón, Santa Cruz de Tenerife.

La importancia de cuidar al cuidador.

Abrir chat
¿Cómo te podemos ayudar?
Centro Neurológico Antonio Alayón
Hola!!! háblame