La enfermedad de Alzheimer generalmente avanza lentamente en tres etapas: una leve (etapa temprana), una moderada (etapa media) y una grave (etapa final). En este artículo abordamos de la mano de nuestro neuropsicólogo, la primera fase de la enfermedad.

En esta fase inicial, es muy frecuente que la enfermedad pase inadvertida, por lo que debemos cuales son las señales que aparecen en esta etapa.

El Alzheimer preclínico o primera etapa de la enfermedad

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a la memoria, el pensamiento, el lenguaje y progresivamente diversas capacidades cognitivas de la persona. Aproximadamente 50 millones de personas padecen Alzheimer en el mundo y no existe una cura, por lo que conocer sus síntomas y etapas puede ayudar a detectarlo precozmente y a mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores.

El Alzheimer se clasifica en una serie de etapas principales, muy resumidamente, leve, moderada y grave. Cada una de estas etapas está marcada por cambios específicos en las habilidades cognitivas y el comportamiento de una persona.

Como todas las demencias, el Alzheimer progresa de forma diferente en cada persona, por lo que no hay un tiempo fijo para cada etapa. Además, antes de que aparezcan los primeros síntomas, el cerebro ya sufre cambios patológicos que pueden durar años o décadas. Esta fase se llama Alzheimer preclínico y solo se puede detectar mediante técnicas de imagen cerebral, análisis de biomarcadores (especialmente con punción lumbar) y exploración neuropsicológica. Actualmente, se están investigando tratamientos que puedan retrasar o detener el avance de la enfermedad en esta fase temprana.

Síntomas de esta primera fase

Posteriormente, en las fases iniciales de la enfermedad (Alzheimer leve) la persona puede funcionar de forma independiente, pero empieza a tener dificultades para recordar palabras, nombres, fechas o eventos recientes. También puede tener problemas para concentrarse, planificar, organizar o realizar tareas cotidianas. A menudo, la persona es consciente de sus fallos de memoria y puede sentirse frustrada, ansiosa o deprimida. Los amigos, familiares y médicos pueden notar estos cambios y realizar pruebas para descartar otras causas posibles.

En esta fase, es muy frecuente que la enfermedad pase inadvertida, dado que el paciente mantiene cierta autonomía en su vida diaria, y generalmente la familia suele achacar los déficit al envejecimiento normal. Esto hace que la mayoría de los nuevos diagnósticos de Alzheimer se realicen en la práctica, en las fases moderadas, donde la persona necesita más ayuda y supervisión para realizar sus actividades diarias.

La pérdida de memoria se hace más evidente y afecta a aspectos más importantes de la vida, como el trabajo, las relaciones o las aficiones. La persona puede olvidar hechos de su pasado, confundir a las personas o los lugares, perderse o desorientarse, tener dificultades para comunicarse, razonar o resolver problemas, mostrar cambios de humor o de personalidad, o tener alucinaciones o delirios.

Una enfermedad que afecta también en gran medida a la familia

El Alzheimer es una enfermedad que afecta no solo a los pacientes, sino también a sus familiares y cuidadores. Por eso, es importante buscar apoyo profesional, social y emocional, así como informarse sobre los recursos y ayudas disponibles. Asimismo, es fundamental mantener una vida activa y saludable, tanto para prevenir como para convivir con el Alzheimer. Aunque no hay una forma segura de evitar el Alzheimer, algunos factores que pueden reducir el riesgo son: hacer ejercicio físico, seguir una dieta equilibrada, cuidar los factores de riesgo como diabetes, hipertensión o colesterol, dormir bien, evitar el tabaco, el alcohol y el estrés, y realizar actividades intelectuales y sociales.

Próximamente en nuevo artículo abordamos la siguiente fase de la enfermedad de Alzheimer, la etapa moderada. Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información sobre la pérdida de apetito en un paciente de Alzheimer, puede ponerse en contacto con el servicio de Neurología de Centro Neurológico Antonio Alayón (Santa Cruz de Tenerife – Tenerife).

Imagen  de portada de LOGAN WEAVER | @LGNWVR

Neurología.

Alzheimer leve (primera etapa).

Abrir chat
¿Cómo te podemos ayudar?
Centro Neurológico Antonio Alayón
Hola, pregúntame tus dudas