Hoy 5 de noviembre se celebra el Día del Cuidador 2020. Una iniciativa promovida por la Sociedad de Geriatría y Gerontología, que viene celebrándose desde el año 2014 con el fin de remarcar la importancia de la extraordinaria labor que realizan estos grandes héroes de la sociedad: Los Cuidadores.

Casi un 90% de los cuidadores son mujeres y el 70% superan los 70 años de edad, lo que genera un sobreesfuerzo tanto físico como mental que deriva en muchas ocasiones en el conocido «Síndrome del Cuidador Quemado».

El Cuidador es vital en la vida de una persona dependiente

Todas las personas requieren tener un desarrollo vital propio que los haga felices. Los cuidadores dedican mucho tiempo a cuidar a otra persona y en muchas ocasiones sucede que no se dedican el tiempo necesario para cuidar de ellos mismos. Normalmente este tiempo de cuidados es bastante prologando y necesitan buscar espacios propios para su autocuidado y el tiempo que se dedican a ellos mismos.

Más de dos millones de personas en nuestro país y cuarenta millones en todo el mundo, necesitan de un cuidador. Casi en el 75% de los casos, este rol lo asumen familiares no remunerados, personas que renuncian a sus propias vidas por ocuparse de sus seres queridos.

Sin duda es un dura labor que llevan a cabo con todo el amor pero en el caso de enfermedades neurodegenerativas como son la demencia (alzheimer) o el parkinson entre otras, no es suficiente ya que no se encuentran preparados para poder desempeñar tan dura labor. En estos casos aún si cabe, el desgaste del cuidador es mucho mayor.

Esto conlleva a que estas personas sufran duras consecuencias para sus propias vidas como son la sobrecarga tanto física como psicológica, la falta de una correcta adaptación en las casas para el cuidado y la cuantía económica que genera. Hablamos del «síndrome del cuidador quemado«.

¿Qué se puede hacer para evitarlo?

  • Reconocer la falta de ayuda. Eludir que su vida personal no se desgaste para poder tener capacidad en su labor
  • Nunca olvidarse de su propia persona. Concederse una tregua, descansar lo máximo posible y llevar una correcta alimentación.
  • La necesidad de demandar ayuda. Tanto a los familiares cercanos, amigos, profesionales y asociaciones.
  • Admitir las situaciones límite. Aprender a asumir que algunas reacciones son evidentes ante situaciones límite.
  • Formarse y conocer de primera mano el curso, pronóstico y evolución de la enfermedad que sufre la persona que cuidan.
  • Ponerse retos a corto plazo nunca lejos de la realidad, no autoengañarse.
  • Mantener la motivación. Basándose principalmente en los logros y no en los fallos o carencias.
  • Programar las actividades a realizar día a día. Siempre por orden de importancia y no venirse abajo por la falta de tiempo.
  • No al aislamiento. Las relaciones afectivas con la familia y amigos ayudan a gestionar el estrés
  • Prepararse para decir «no». Ante las continuas demandas del paciente hay que saber decir no sin sentirse culpable

En este Día del Cuidador 2020 promovido por la Sociedad de Geriatría y Gerontología, desde Centro Neurológico Antonio Alayón, queremos recordar que detrás de cada persona dependiente que necesita cuidados,  se halla la figura de un cuidador que también necesita que lo cuiden. No los olvidemos ni hoy ni nunca!

Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información sobre el día del cuidador 2020, la enfermedad de Alzheimer, otras demencias y/o ayuda al cuidador, puede ponerse en contacto con el servicio de Neurología de Centro Neurológico Antonio Alayón (Santa Cruz de Tenerife – Tenerife).

Si te ha parecido de tu interés, comparte este artículo del Día del Cuidador 2020

Centro Neurológico Antonio Alayón, Santa Cruz de Tenerife.

Neurología.

Día del Cuidador 2020.