[vc_row][vc_column][vc_column_text]Santa Cruz de Tenerife – Tenerife, 19 de febrero

Un conjunto del centro de investigación vasco BCBL y el Imperial College de Londres descubre que, tras un ictus, las lesiones en áreas que controlan la atención también causan problemas de motricidad. Proponiendo complementar la fisioterapia con otro tipo de entrenamiento cognitivo, como los videojuegos.

Las víctimas de infartos cerebrales (ictus) que pierden una parte de la movilidad de su cuerpo se someten a tratamientos de fisioterapia, mientras que las terapias basadas en el entrenamiento de la atención se reservan para pacientes con trastornos cognitivos como dificultades del aprendizaje o de memoria.

Investigadores del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián y el Imperial Collegue de Londres han analizado durante más de tres años la arquitectura de las lesiones en el cerebro de pacientes con ictus. Su trabajo propone una nueva terapia para los problemas de movilidad que causan los ictus isquémicos.

El trabajo sugiere una nueva vía terapéutica que consiste en complementar los tratamientos físicos con terapias de carácter atencional.

El estudio, publicado en la revista PNAS, ha abierto la puerta a una nueva vía terapéutica que consiste en complementar los tratamientos físicos que reciben estos pacientes con terapias de carácter atencional, como el trabajo con videojuegos.

Tras analizar con precisión los patrones de lesiones en el cerebro, los autores comprendieron mejor los problemas motrices que sufren los pacientes con infarto cerebral.

Según afirma el experto del BCBL David Soto, “los pacientes con lesiones en zonas de control de la atención del cerebro también tienen problemas en el control de la motricidad, incluso cuando el movimiento requerido por la tarea es muy simple”

Los científicos se centraron en explorar el alcance y ubicación de las lesiones cerebrales de 167 pacientes de ictus durante más de tres años. A través de un ‘mapeo’ realizado con resonancia magnética, identificaron la parte afectada y el tipo y tamaño de la lesión, y analizaron la conectividad entre las diferentes zonas del cerebro.

A continuación, sometieron a los pacientes a diversas tareas motoras, algunas muy sencillas, como agarrar con fuerza un objeto. Tras las pruebas, los investigadores comprobaron que esas tareas quedaban “deterioradas” en aquellos pacientes que tenían lesiones en la zona del cerebro “involucrada” en la atención.

Los expertos subrayan la importancia de las partes atencionales del cerebro en el control del movimiento, lo que “puede también sugerir algunas vías terapéuticas”, como complementar “las terapias motoras basadas en fisioterapia con otro tipo de entrenamiento cognitivo que aumente la atención en los pacientes”. Un ejemplo sería el trabajo con videojuegos.

David Soto explica que antes de este estudio se pensaba que el control del movimiento y el aspecto atencional eran “sistemas diferentes” con poca relación entre sí, y que los tratamientos habilitados para los pacientes con lesiones cognitivas podrían no servir para los que tenían problemas motrices. Sin embargo, las conclusiones de esta investigación han mostrado lo contrario.

“Tenemos que conocer primero cómo controla la atención y el movimiento nuestro cerebro para diseñar herramientas terapéuticas eficaces en pacientes con ictus y terapias específicas para cada individuo dependienPara corroborar estos resultados, el siguiente paso será establecer un ensayo clínico con pacientes que sufren trastornos motores por culpa de un ictus y dividirlos en dos grupos: uno de ellos sometido a tratamiento con fisioterapia y el otro, con un entrenamiento cognitivo complementariodo de dónde se ha producido la lesión”, concluye Soto.

Les recordamos que el ictus es la segunda causa de muerte en España, siendo la primera en mujeres. La Sociedad Española de Neurología (SEN) informa de que cada año entre 110.000 y 120.000 personas sufren un ictus en España, de los cuales un 50 por ciento quedan con secuelas discapacitantes o fallecen. Además, actualmente más de 330.000 españoles presentan alguna limitación en su capacidad funcional por haber sufrido un ictus.

Y en concreto Canarias (con sus provincias Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria) registra anualmente 3.500 casos de ictus, que hacemos referencia debido a la ubicación de nuestro Centro, ya que atendemos a muchos pacientes con ictus.

Desde Centro Neurológico Antonio Alayón, apoyamos y damos la enhorabuena a todos los estudios que se realizan, ya que son los primeros pasos de cara a la batalla que debemos de enfrentarnos por las secuelas que nos deja un ictus.

Fuente: Sinc

Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información puede ponerse en contacto con el servicio de Neurología del Centro Neurológico Antonio Alayón (Santa Cruz de Tenerife).

Si te ha parecido de tu interés, comparte este artículo.

Centro Neurológico Antonio Alayón, Santa Cruz de Tenerife (Tenerife).

Neurología.

Ictus.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Abrir chat
¿Cómo te podemos ayudar?
Centro Neurológico Antonio Alayón
Hola!!! háblame