Logopedia – Santa Cruz de Tenerife

Para abordar este tema hay que aclarar la diferencia que existe entre alumnado con NEAE y alumnado con NEE, ya que se tratan de dos grupos diferentes. Estos dos conceptos están descritos y provienen de la Ley Orgánica de Educación (LOE), pero han sido modificados, en su gran mayoría por la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

El alumnado NEAE (necesidades específicas de apoyo educativo) requiere una atención educativa diferente a la ordinaria, ya que presentan necesidades educativas especiales, ya sea por dificultades específicas de aprendizaje (Discalculia, Disfasia, Dispraxia, Disortografía, Dislexia y Disgrafía), Trastorno de Atención e Hiperactividad (TDAH), Altas Capacidades (AACC), alumnos que se incorporan tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o historia escolar.

El alumnado NEE (Necesidades educativas especiales) requiere, en un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de la conducta.

Las NEE se incluyen y forman parte de las NEAE, es decir, todas las NEE son también NEAE, pero no todas las NEAE son NEE.

Estas son las diferencias que las caracterizan:

– NEAE requiere un Informe Psicopedagógico y NEE requiere este informe más un dictamen de escolarización.

– NEAE siempre está en modalidad de escolarización dentro de un centro ordinario, mientras NEE dispone también de la modalidad de centro de educación especial y modalidad mixta.

– NEE suele tener una adaptación curricular individualizada y significativa (ACIS), sin embargo los NEAE tienen una adaptación con referencia a los contenidos y criterios ordinarios o de su grupo/nivel.

– NEAE promociona o no, siguiendo los mismos criterios que el resto del alumnado de su grupo/nivel, sin embargo, los NEE para promocionar o no siguen dos criterios dados: si es beneficioso para su inclusión social y si la permanencia un año más le garantiza el alcance y logro de los objetivos generales de su ciclo.

– Los recursos con los que disponer y la dotación de los mismos, dependerá del número y el volumen de alumnos con NEE escolarizados en el centro.

Por lo general el tipo de alumno que se incluye en cada necesidad son:

– NEAE: Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), Trastornos por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH), Especiales Condiciones Personales o de Historia Escolar (ECOPHE), Incorporación Tardía al Sistema Educativo (INTARSE) o Altas Capacidades Intelectuales (ALCAIN).

– NEE: Trastornos graves de conducta (TGC), Discapacidad visual (DV), Discapacidad Auditiva (DA), Trastronos Generalizados del Desarrollo (TGD), Discapacidad motora (MOT) O Discapacidad Intelectual (DI).

Reyes Vergara Antón –  logopeda y pedagoga

Es importante cumplir las etapas en el proceso de prevención, detección e identificación del alumnado con NEAE:

– Prevención: Esta etapa está dirigida para todo el alumnado y se trata del desarrollo y la implantación de programas de atención y estimulación por etapas educativas.

– Detección: Indicios de las NEAE, a través de protocolos de actuación, derivación a otros profesionales y posterior intervención.

– Identificación: Instrumentos evaluativos para la identificación en los diferentes estadios. Se lleva a cabo la evaluación psicopedagógica, identificándose, por lo tanto el tipo de NEAE, para el establecimiento de objetivos y para saber el tipo de respuesta que requiere el alumno.

– Dictamen: En esta etapa se puede solicitar la intervención del Equipo de Orientación Educativa Especializado (EOEE). Se establece, a su vez, el tipo de NEAE, la modalidad de escolarización (ordinaria o mixta/combinada) y la clase de atención que requiera el alumno.

– Respuesta y Organización: Se realizan las adaptaciones curriculares pertinentes y los programas específicos.

La importancia que tiene el logopeda en la intervención con alumnos NEAE Y NEE es de vital importancia, ya que el logopeda es un profesional especializado en alumnos con diversidad funcional y en todo tipo de trastornos relacionados con la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz y las habilidades sociales, en general.

Existen numerosas patologías asociadas a la etapa escolar: retrasos del lenguaje; trastornos de lecto-escritura como la dislexia o la disgrafía; trastornos en los procesos matemáticos como la discalculia; y otras alteraciones de tipo atencional y/o emocionales como el trastorno por déficit de atención o trastornos de la regulación emocional.

La detección y atención temprana en estas necesidades será primordial para llevar un abordaje eficaz, progresivo y con objetivos alcanzables a medio y largo plazo. Por lo tanto, la atención continua y permanente en este tipo de alumnos será imprescindible para progresar adecuadamente en la intervención y poder llevar un trabajo conjunto con los demás profesionales del equipo, según el requerimiento del alumno (maestro de audición y lenguaje, pedagogo, psicólogo, psicomotricista…).

Para cualquier duda o consulta o si deseas ampliar información sobre este artículo o las Becas NEAE, puedes ponerte en contacto con el servicio de Logopedia y Pedagogía de Centro Neurológico Antonio Alayón (Santa Cruz de Tenerife – Tenerife).

Autor: Reyes Vergara Antón –  Logopeda y Pedagoga.

Si te ha parecido de tu interés, comparte este artículo.

Centro Neurológico Antonio Alayón, Santa Cruz de Tenerife (Tenerife).

Logopedia y Pedagogía.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]