[vc_row][vc_column][vc_column_text]Santa Cruz de Tenerife – Tenerife, 20 de abril

Se denominan con este síndrome a los niños que llevan a cabo un maltrato hacia sus padres de forma continua y frecuente. Cada vez son más los jóvenes o adolescentes que se comportan con sus padres o familiares más cercanos de una forma extrema, adoptando conductas límites hacia ellos.

A falta de cifras oficiales (la mayoría de casos no llegan a denunciarse), la percepción de educadores y psicólogos es de que los niños y jóvenes que sufren el síndrome del emperador, es decir, que utilizan la violencia física o verbal contra sus progenitores y su entorno familiar más allegado, se han multiplicado en la última década.

El llamado “síndrome del emperador”, categoría no oficial en ninguna de las clasificaciones diagnósticas que manejamos en Psicología, afecta a chicos y chicas de once a diecisiete años, fundamentalmente. Se caracteriza por tener un tipo de personalidad egocéntrica, sin resistencia a la frustración ni a la demora en la gratificación, carentes de empatía, pobre desarrollo emocional, escasa habilidad en la resolución de problemas,  muy baja capacidad de adaptación y con tendencia a la justificación de su conducta echándole la culpa a los demás pues suelen carecer del sentimiento de culpa en ellos mismos.

 Necesitan imponer siempre su voluntad y salirse con la suya y no toleran un “no” a sus caprichos. Sus respuestas son  violentas y amenazantes. Comienzan con gritos o insultos y después rompen o responden lanzando objetos, amenazan a los adultos y finalmente los agreden físicamente.
 
Entre  las posibles causas tenemos:
En referencia a las causas que pueden dar explicación a que un niño termine comportándose de esta manera, no existe una única que lo justifique. La baja autoridad, el exceso de permisividad, la ausencia de la figura materna y paterna, la falta de recursos para educar en valores como el amor, la comprensión, la empatía, la asertividad, el manejo de las emociones, etc., la sobreprotección, la falta de límites, la educación por parte de otros como el colegio o cuidadores carentes de recursos para establecer la conducta adecuada o aplicar las consecuencias pertinentes a sus actos así como el déficit que muchos jóvenes pueden presentar para autocontrolarse o esforzarse, son solo algunas de las razones que pueden hacer desarrollar al menor este tipo de comportamientos.
Tipos de niños y adolescentes con este síndrome:
 El manipulador simpático: el más común y que oculta una doble cara.
El manipulador seductor: Con su atractivo aprovecha para acercarse y abusar de sus presas;
El manipulador altruista: que con su falsa bondad espera la recompensa encubierta a todo lo que ofrece, da y presta.
El manipulador culto: que haciéndose pasar por inteligente deja en mal lugar a la gente de su alrededor ante su aparente sabiduría.
El manipulador tímido: que haciéndose eco de una persona cercana, juzga, critica y expande sus sospechas sobre los demás.
El manipulador dictador: que junto al seductor, son los más notables en el síndrome del emperador por ser la violencia su principal arma de expresión.El tiempo con los hijos no se puede sustituir por regalo.
Desde Centro Neurológico Antonio Alayón (Santa Cruz de Tenerife – Tenerife) y en concreto desde el servicio de psicología, concluimos diciendo, que es muy difícil el abordaje de este tipo de comportamientos por los padres, pues se encuentran en la gran mayoría de los casos desbordados y sin saber cuál es la mejor manera de actuar. Por todo ello, se recomienda pedir ayuda psicológica lo antes posible al inicio de conductas similares a las descritas anteriormente, con el fin de poder pautar un tratamiento que ayude a la disminución de las mismas así como su futura eliminación.

Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información puede ponerse en contacto con el servicio de Psicología del Centro Neurológico Antonio Alayón (Santa Cruz de Tenerife – Tenerife).

Si te ha parecido de tu interés, comparte este artículo.

Centro Neurológico Antonio Alayón, Santa Cruz de Tenerife (Tenerife).

Psicología.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Abrir chat
¿Cómo te podemos ayudar?
Centro Neurológico Antonio Alayón
Hola!!! háblame