El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es una condición psicológica que se caracteriza por la aparición crónica de síntomas de ansiedad excesiva e incontrolable.

Las personas con TAG experimentan una preocupación constante por diferentes aspectos de su vida, como el trabajo, la salud y las relaciones interpersonales, incluso cuando no hay motivos reales para estar preocupados. Esta preocupación excesiva e irracional puede afectar significativamente la calidad de vida de quienes lo padecen.

¿Cómo es el enfoque psicoterapéutico el trastorno de ansiedad generalizada (TAG)?

Existen diferentes enfoques de tratamiento psicológico que han demostrado ser efectivos para ayudar a las personas a manejar y reducir los síntomas del TAG.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es uno de los enfoques más utilizados. Esta terapia se basa en la idea de que los pensamientos, las emociones y los comportamientos están interconectados, y que cambiar los pensamientos y los comportamientos disfuncionales puede reducir la ansiedad. En el caso del TAG, el objetivo de la TCC es ayudar a los pacientes a identificar y modificar los patrones de pensamiento distorsionados y catastrofistas que alimentan su preocupación excesiva y la ansiedad asociada.

Durante las sesiones de terapia cognitivo-conductual, el terapeuta trabaja con el paciente para identificar las creencias irracionales y los pensamientos ansiosos automáticos que contribuyen a esta condición psicológica. Una vez que estos pensamientos disfuncionales se hacen conscientes, el terapeuta guía al paciente a través de ejercicios y técnicas específicas para desafiar y reemplazar estos patrones de pensamiento distorsionados por otros más basados en los hechos objetivos. Además, se enseñan y se practican estrategias de afrontamiento que permitan al paciente manejar de manera más efectiva la ansiedad en su vida diaria.

Conchi Moreno Rodríguez, neuropsicóloga del Centro Neurológico Antonio Alayón.

La terapia de exposición

La terapia de exposición también se utiliza comúnmente en el tratamiento del TAG. Este enfoque se centra en enfrentar gradualmente las situaciones o los estímulos que generan ansiedad en el paciente. El objetivo es que la exposición repetida y controlada a estas situaciones desencadenantes de ansiedad ayude al paciente a reducir su miedo y a tolerar la ansiedad de una manera más saludable. A medida que el paciente se expone de forma sistemática a sus temores, su nivel de ansiedad disminuye gradualmente, lo que conduce a una disminución de la ansiedad generalizada en su vida diaria.

Además, existen otros enfoques terapéuticos como la terapia de aceptación y compromiso, la terapia psicodinámica y la terapia de grupo también pueden ser beneficiosos en el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada. Estos otros enfoques terapéuticos pueden ayudar a los pacientes a explorar los aspectos emocionales subyacentes de su ansiedad, a desarrollar habilidades de afrontamiento adicionales y a recibir apoyo de personas que están experimentando desafíos similares.

En resumen…

El tratamiento psicológico es un componente fundamental en el manejo del trastorno de ansiedad generalizada. La terapia cognitivo-conductual y la terapia de exposición son enfoques eficaces que han demostrado ayudar a las personas a manejar y reducir los síntomas de ansiedad asociados con el TAG. Además, otras formas de terapia pueden complementar estas intervenciones para brindar un apoyo adicional a los pacientes.

Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información sobre tratamiento en el trastorno de ansiedad generalizada, puede ponerse en contacto con nuestro servicio de Neuropsicología llamando al teléfono 922 28 59 78 o por correo electrónico: web@antonioalayon.com

Centro Neurológico Antonio Alayón.

Tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada.

Imagen de portada: Uday Mittal

Neuropsicología.

Abrir chat
¿Cómo te podemos ayudar?
Centro Neurológico Antonio Alayón
Hola, pregúntame tus dudas