La Parálisis Cerebral Infantil (PCI) es un síndrome cuyo origen se localiza en el Sistema Nervioso Central, Neurona Motora Superior o Primera Motoneurona, lo que provoca trastornos permanentes del desarrollo del movimiento y de la postura, aunque también puede ir acompañada de otras alteraciones.

.Es la principal causa de discapacidad motriz en la infancia, siendo su prevalencia en los países desarrollado de entre un1,2 y un 2,5 de cada 1.000 recién nacidos vivos.

¿Qué causa la Parálisis Cerebral Infantil?

Actualmente, la Parálisis Cerebral Infantil se entiendo como una serie de trastornos del control motor que producen anormalidades de la postura, tono muscular y coordinación motora, debido a una lesión congénita que afecta al cerebro inmaduro y de naturaleza no progresiva, persistente (pero no invariable), estática (no evolutiva) con tendencia, en los casos leves y transitorios, a mejorar, o permanecer toda la vida.

La PC es un síndrome multi-etiológico, por lo que frecuentemente es imposible determinar la causa precisa.

Hoy en día se determina que hasta el 85% de los casos de PCI responden a causa prenatales y perinatales, siendo tan sólo el 15% de los casos de PCI las que responden a causas postnatales y PC adquiridas.

Dentro de las causas más comunes están la prematuriedad, bajo peso en el nacimiento (<1500g), hemorragia subependimaria, encefalopatía hipóxica, toxemia, infecciones congénitas, traumatismos postnatales, etc.

¿Cuándo aparecen los síntomas?

Los signos y síntomas tempranos de PCI, suelen aparecer antes de los 18 meses de edad; siendo los padres o familiares son los primeros que notan que los niños no presentan destrezas motoras acorde a su edad (retraso motor) como son el control en línea media, movimiento de piernas y brazos, posición de sentados, etc; y también perciben una alteración en el tono muscular (hipotonía e hipertonía).

El diagnóstico del PCI es clínico (historia clínica y exploración) en base a los signos y síntomas descritos, siendo el diagnóstico precoz algo prioritario pero en muchos casos no es fácil, sobre todo en los primeros seis meses de vida.

Tratamiento de la Parálisis Cerebral Infantil

El tratamiento de la parálisis cerebral infanitl va encaminado, en la mayoría de las ocasiones, a la facilitación psicomotora. Buscamos la consecución de los diferentes hitos motores (volteo, gateo, sedestación, bipedestación, etc) ayudando al paciente a lograrlo a través de la ayuda y asistencia necesaria.

Sin embargo, cabe aclarar que cada paciente es diferente, y si algo caracteriza a la Parálisis Cerebral Infantil es la diversidad en la que puede aparecer, por lo que tendremos afectaciones desde muy graves a pequeños retrasos, limitaciones severas a pequeñas limitaciones, pacientes cuyo rango de mejora es muy limitado y pacientes que a través de nuestra intervención lograremos que desarrollen una vida lo más “normal” posible.

Debido a todas estas posibles variables, es importante una correcta valoración y diagnóstico, a fin de que el proceso terapéutico sea hecho a medida del paciente y se ajuste a sus necesidades.

Para cualquier duda, consulta o si desea ampliar información sobre la parálisis cerebral infantil, puede ponerse en contacto con el servicio de Fisioterapia de Centro Neurológico Antonio Alayón llamando al teléfono 922 28 59 78. 

Fisioterapia

Parálisis cerebral infantil.

Imagen de portada: Robina Weermeijer

Abrir chat
¿Cómo te podemos ayudar?
Centro Neurológico Antonio Alayón
Hola, pregúntame tus dudas